InicioAsesoríaBuscar un préstamo para vivienda sin morir en el intento

Buscar un préstamo para vivienda sin morir en el intento

Author

Date

Category

Elegir el préstamo bancario que más convenga es una de las tareas que requieren mucho tiempo en el proceso de adquirir vivienda.

No solo porque es necesario comparar entre las diferentes opciones que ofrecen las entidades bancarias, sino, porque es indispensable comprender en totalidad las cláusulas, condiciones, términos y los montos que ofrecen. 

Existen además bastantes detalles y “letra menuda” que es importante revisar con cuidado antes de aceptar una propuesta de financiamiento.

Eso sí, para hablar de opciones de préstamo, es necesario revisar con atención 2 temas antes:
1.  El presupuesto: Con el presupuesto en mano podemos determinar la capacidad de pago, indispensable para definir la cuota a pagar por mes. Le más sobre este tema en: ¿Me alcanza para comprar mi primera casa?
2. Dedicar tiempo para determinar el tema de la prima, pues el mercado ofrece opciones en caso de no tener el monto completo. Conozca más en – Quiero comprar una casa ¡con prima o sin ella!

Una vez definidos estos 2 temas, y teniendo una idea de la vivienda que nos gustaría comprar, podemos ir directo al tema del préstamo bancario.

¿Por dónde empiezo? 

Una de las primeras consideraciones es analizar si recibimos el salario por medio de alguna entidad o si tenemos algún otro crédito, ¿cómo es el servicio? En esta etapa es importante considerar la eficiencia, rapidez y “cercanía” de la entidad bancaria, pues esto ayudará a que el proceso no se alargue más de lo necesario y le evitará perder tiempo y energía en trámites innecesarios.

Otro aspecto que puede ayudar es aprovechar la asesoría bancaria que incluyen algunos proyectos inmobiliarios. Acá lo mejor es consultar directamente en la empresa desarrolladora, pues se trata de un valor agregado en donde un especialista podrá brindar los detalles de todos los escenarios disponibles sin tener que ir banco por banco a pedirlos.

Ya luego tenemos que empezar a hablar de ciertos términos y pedir las condiciones en las entidades bancarias:

-Tasas de interés. Al tema de tasas de interés le tenemos más miedo del que deberíamos. Cuando se trata de préstamos para vivienda, en general hablamos de 3 tipos de tasas:


1. La tasa de ajuste. Es la tasa que como dice el nombre “se ajusta” porque las condiciones de un crédito generalmente establecen un periodo de tasa fija al inicio y luego un periodo de tasa variable. Es importante preguntar puntualmente cuál será la cuota mensual aproximada cuando apliquen la tasa de ajuste.
2. Tasa de referencia: Esta tasa varía si se trata de colones o si se trata de dólares. En el caso de los créditos en colones se utiliza la Tasa Básica Pasiva, y si es un crédito en dólares puede ser la New York Prime Rate (NYPR). Podemos saber cómo anda la tasa de referencia al revisar el comportamiento histórico de los últimos tres o seis meses.
3. Tasa piso: Es una tasa que se establece como límite, entonces aunque la tasa de referencia disminuya significativamente, el crédito siempre tendrá como menor tasa, la tasa piso.

-Seguros. Cuando solicitamos un préstamo para vivienda, generalmente se incluyen seguros obligatorios y voluntarios, y ese monto se sumará a la cuota mensual que se cancela al banco mes a mes.

–Moneda para el financiamiento. La recomendación en este tema es sencilla: endeudarse en la moneda que se reciben los ingresos, para evitar aumentos en las cuotas asociadas al tipo de cambio.

-¿Se pueden realizar abonos anticipados sin penalidad? Este punto es muy importante consultarlo, pues si el banco facilita esta opción, se podrán amortizar intereses y cuotas.

-Requisitos. Solicitar con detalle el tipo y número de documentación que solicita la entidad bancaria para aprobar el préstamo, así se evitan retrasos en los procesos.

-Gastos de formalización: Es un monto que siempre se cobra y casi nunca lo detallan. Corresponde al porcentaje que cobra la entidad bancaria por realizar todos los trámites. Algunos de los más comunes son: comisión bancaria, honorarios legales, gastos legales, costo por avalúo, inspecciones en caso de créditos de construcción, entre otros. Incluya estos gastos en su presupuesto.

-Porcentaje máximo de financiamiento: Este monto varía dependiendo del banco y es importante tener claro cuál es el porcentaje del valor total del proyecto de vivienda para saber qué porcentaje aportará la entidad, y qué porcentaje deberá pagarse con la prima.

-Plazo. El tiempo establecido para pagar el préstamo es crucial, pues a mayor cantidad de años la cuota es menor, pero se termina pagando más.

Solicitar el préstamo es fundamental para continuar con el proyecto de vivienda, de ahí la importancia de vivir cada paso con asesoría e información detallada ¿Te quedan algunas dudas para empezar? ¡Escribinos todas tus consultas o coordiná una asesoría cuando gustes!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Linda Barbara

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vestibulum imperdiet massa at dignissim gravida. Vivamus vestibulum odio eget eros accumsan, ut dignissim sapien gravida. Vivamus eu sem vitae dui.

Recent posts

Recent comments